Qué ofrece el Moot
 

"The agile way of conflict resolution"

En la era de la cuarta revolución industrial las organizaciones están llegando a un punto en el que han de convertirse en ágiles para no desaparecer frente a la competencia.

 

Por un lado, los cambios del entorno son demasiado rápidos para que las organizaciones tradicionales puedan adaptarse a ellos. Cada vez más empresas se ven sobrepasadas por la necesidad de poner al cliente en el centro, ser rápidos, crecer, ser eficientes, crear engagement y todo a la vez.

 

Por otro, las nuevas organizaciones tienden a convertirse en organizaciones ágiles,

entendidas como sistemas vivientes, que evolucionan en un entorno siempre

cambiante. Estas nuevas empresas son al mismo tiempo estables y dinámicas.

Son customer-centric, trabajan de forma que pueden adaptarse rápidamente

a las tendencias del mercado, a la tecnología innovadora, al feedback del cliente, etc.

Son abiertas, no jerárquicas, evolucionan constantemente y están cómodas en la incertidumbre y en la ambigüedad.

 

En este entorno en el que las formas de trabajar y relacionarse han ido evolucionando hacia metodologías ágiles como el scrum, lean start up, y el design thinking, hay un área que se ha quedado rezagada;  la forma en la que se gestiona el conflicto y el desacuerdo.

 

La forma en la que se resuelven los conflictos sigue

sin evolucionar con los costes que ello supone

En este plano poco se está haciendo, las empresas cuando les surge un conflicto y tras haber tratado de resolverlo como buenamente pueden, terminan por judicializarlo en una triste inmensa mayoría de situaciones (anualmente entran 9 millones de casos en la jurisdicción ordinaria en España, de los cuales el 35% podrían ser derivados como mediaciones civiles). Ello supone unos costes que chocan frontalmente con la deriva de la economía actual:

  • Coste de oportunidad

  • Coste económico

  • Coste temporal

  • Coste relacional

  • Coste reputacional

Es por ello por lo que se crea el MOOT, como una iniciativa que tiene por objeto dar a conocer las nuevas formas ágiles de resolver conflictos, adaptadas a las nuevas formas de empresa y a las nuevas condiciones que demanda el mercado.

 

En particular, se trata de señalar dos métodos de resolución de conflictos combinados. Se trata de la negociación colaborativa, pero en un entorno determinado, como es la mediación. Una situación que muy bien podría darse dentro de un proceso de derecho colaborativo estricto, (el cual se habría pactado si las relaciones se hubieran creado a través de un proceso de contratación consciente.)

 

Cada una de estas metodologías y con más potencia cuando se combinan entre ellas tienen una base común.

Todas son user-centric, son procesos que se centran en las verdaderas necesidades

e intereses de las partes, muchas veces ocultos para ellas mismas, separando a la

persona del problema, gestionando las emociones y las relaciones entre las partes,

a las que se hace partícipes en la búsqueda y adopción de la solución acordada y

realmente satisfactoria.

 

 

En el Moot se pone en valor la negociación integrativa en equipo, entre los abogados

y sus clientes y un mediador que facilita la comunicación

 

 

En el Moot se pone en valor la negociación integrativa en equipo, entre los abogados y sus clientes y otros profesionales, en este caso mediadores, (pero en otras instancias bien pueden ser notarios, economistas, graduados sociales, psicólogos, psiquiatras, pedagogos, coaches, mediadores, árbitros, terapeutas…). La idea es que puedan colaborar para alcanzar un acuerdo a largo plazo, a través de soluciones creativas desde los valores de respeto, transparencia, equidad y confidencialidad. Es un proceso en el que las partes son protagonistas en la búsqueda de soluciones.

 

La finalidad de todo ello es que los interesados cierren sus conflictos en un único

proceso, dando lugar a un acuerdo global, seguro y ejecutable. Donde el abogado

asume su responsabilidad social contribuyendo a reducir la conflictividad, actuando

a la vez con eficacia.

Para el cliente, empresa usuaria de estas herramientas, los beneficios son cuantiosos: agilidad y adaptabilidad, creación de soluciones de más valor, mejora de las relaciones, ahorro económico y de tiempo. Incluso la propia experiencia en el proceso es satisfactoria.

 

Desde luego, se trata de una forma mucho más adecuada de afrontar una

variable más del mercado (los inherentes conflictos en toda relación humana)

pero de una forma acorde a los nuevos tiempos y a las nuevas formas de

relacionarse y de hacer negocios. Más en línea con las organizaciones más

humanas, que cada vez proliferan más.

El Moot persigue, a través de la simulación de situaciones cotidianas para las empresas que han adoptado o están en proceso de adaptar estas nuevas formas de trabajar y relacionarse, servir de plataforma “evangelizadora” de estas nuevas metodologías. Busca conectar a empresas que pueden beneficiarse de las mismas con potenciales prestadores de estos servicios, y además, en un entorno en el que dichas empresas van a poder “observar y tocar” el producto.

Las empresas que participen en el evento van a poder ver simulaciones muy

reales de como se afrontan problemas cotidianos de una forma diferente y

mejor. Además, a través de la conferencia inaugural y la interacción con

profesionales de este nuevo sector, descubrirán qué otros procesos y herramientas

existen para potenciar sus resultados de negocio a través del mejor manejo de sus relaciones clave. Los conscious contracts, los visual contracts, legal design thinking… son sólo algunas de las nuevas tecnologías relacionales que están teniendo tremendo éxito en otras partes del mundo.

 

El Moot de Negociación y Mediación Madrid está diseñada para ofrecer a los participantes la oportunidad de:

El objetivo del Moot de Negociación y Mediación Madrid es potenciar, mediante la formación de los actuales y futuros profesionales, por un lado, el conocimiento y uso de los mecanismos alternativos a la jurisdicción ordinaria para la resolución de controversias, y por otro, las competencias necesarias para afrontar con éxito la incorporación al mercado laboral y actualizarse en cuanto a las necesidades y herramientas para la satisfacción  de éste.

La Organización espera que este Moot favorezca el uso efectivo de la mediación como práctica usual en la gestión de los negocios. Nuestra misión es potenciar en los directivos y abogados el conocimiento y uso de la mediación como mecanismo usual de resolución de los inevitables conflictos que surgen en el comercio.